29/01/2020

Como conseguir una casa minimalista

Encontrar el equilibrio es la clave para dotar de elegancia y sencillez a la casa obteniendo como resultado un estilo minimalista. El minimalismo es simplificar, eliminar lo que sobra y quedarse con lo imprescindible.

En una casa minimalista predominan las líneas rectas, los colores neutros, los ambientes diáfanos poco recargados y un mobiliario funcional.

¿Cómo es una casa minimalista?

En interiorismo, el minimalismo consiste en despojar los espacios de elementos superfluos para transmitir orden y tranquilidad. Los espacios, los materiales y el color son los tres pilares clave en los que se fundamenta éste estilo.

Espacios diáfanos y amplios

Los espacios abiertos, amplios, y diáfanos en los que los elementos constructivos forman parte de un todo son el punto de partida del minimalismo. Los interiores minimalistas son espacios sin barreras. Por supuesto, en muchas ocasiones no podremos elegir y tendremos que adaptarnos a los metros cuadrados disponibles. Por ejemplo, si tu casa es más bien pequeña, trata de eliminar pasillos o comunicar estancias. Unir visualmente el salón y la cocina puede ser tan sencillo como instalar una puerta de cristal o crear una pequeña ventana.

Materiales

Los materiales son otro de los puntos claves del minimalismo. Según hemos comentado, se busca la sobriedad, por lo que deberíamos combinar el menor número posible. Algunos elementos muy versátiles son la madera, el vidrio, el microcemento o el porcelánico. Sus diferentes espesores permiten emplearlos en todas las estancias:habitaciones, baños, cocina, salón, etc. También, en superficies diversas como suelos, paredes e incluso, revistiendo piezas de mobiliario.

Colores neutros

El blanco, el negro o las gamas de beige y gris son buenos aliados de este estilo. Nos ayudan a unificar espacios y elementos. Además, para evitar el riesgo de caer en la monotonía, podemos crear atmósferas con personalidad combinando colores de la misma gama y jugar con diferentes texturas y acabados. Los textiles son un buen método para ello. Alfombras, cojines, cortinas, ropa de cama,etc son elementos necesarios que complementan el espacio sin sobrecargarlo.

¿Y qué pasa con el mobiliario?

El mobiliario juega un papel fundamental en cualquier estilo, especialmente en casas minimalistas. Es de los pocos complementos que se añaden al espacio y su utilidad debe estar justificada. Los muebles se caracterizan por la sencillez de sus forma, especialmente mesas, aparadores o armarios que, además deben ser de líneas rectas y monocolor.

No se debe introducir elementos decorativos en un espacio minimalista. Los elementos deben estar recogidos y solo las piezas esenciales pueden quedar a la vista. La sobriedad es fundamental

Estas son las claves de la tendencia del menos es más.