Viviendas

Proyecto parcial de interiorismo y decoración

En éste proyecto, nuestros clientes necesitaban actualizar parte de su
vivienda. Querían reformar la cocina y el salón, aprovechando mejor el
espacio y ganando almacenamiento.

En la cocina, creamos una distribución en L que nos permitió ganar mayor
superficie de encimera. Empleamos muebles bajos, altos hasta el techo y
algunas columnas para almacenamiento. También, añadimos una barra junto a la
ventana para desayunar sin necesidad de estar de pie o desplazarse hasta el
comedor. La luminosidad de la estancia, el mobiliario y el alicatado, se
contrarrestó con la encimera de granito, que adquiere gran protagonismo y
evita la sensación de estar cocinando en un laboratorio totalmente blanco.

En cuanto al salón, eliminamos el tabique que lo independizaba del hall. Con
ello, conseguimos un recibidor amplio, luminoso y mayor fluidez en el
tránsito entre la cocina y el comedor. Aportamos almacenamiento extra,
realizando una gran estantería que divide el salón y el pasillo de los
dormitorios. El suelo de roble estaba dañado así que se acuchilló y barnizó.
Se cambiaron las puertas y se unificaron con la madera del suelo y la
estantería. Para la decoración, buscamos un extra de calidez, tanto con la
pintura en tono arena, como con las texturas del mobiliario. En el recibidor
buscamos elementos ligeros, que no restasen espacio en el paso.

Además, los peques de la casa necesitaban una habitación “de mayores”.
Sustituimos las cunas por un mueble litera que complementamos con un amplio
escritorio. Para evitar que el dormitorio quedase desfasado en unos años,
elegimos un mobiliario sencillo y neutro. Aportamos el toque infantil en las
paredes, empleando un papel con motivos de animales que podremos reemplazar
de forma fácil y económica.

Compartir
  • proyecto reforma madrid